Convención Republicana: el fascismo no juega limpio

Convención Republicana: el fascismo no juega limpio

“Fool me once, shame on you. Fool me twice, shame on me”. Esta frase intenta explicar qué ocurre cuando nos toman el pelo repetidamente. De la segunda vez en adelante, la culpa es nuestra, sea porque somos ingenuos o testarudos. Pero ¿qué ocurre cuando no nos están tomando el pelo, sino que apoyamos intencionalmente aquello causa daño?

Otras noticias

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com