¿Podría Marino Zapete cambiar de rumbo?

Por Marino Zapete

Después de 35 años en el Periodismo, por instantes me confundo. No si a mi país lo llevan al revés o si por el contrario, quien anda al revés soy yo.

Cuando estudiaba Periodismo, algunos maestros nos decían que al salir de las aulas debíamos tratar de ser conciencia crítica de la sociedad. Que una sociedad donde el Periodismo se compromete con el interés colectivo está en buen camino.

Conversaciones similares he tenido con mucha gente de poder, entre ellos políticos, empresarios, religiosos, militares, dirigentes sindicales y de otras instancias que forman parte del dominio del país.

Dentro de la gente de poder que he tratado se cuentan cinco  de los últimos presidentes que ha tenido la República.

Puedo contar a Salvador Jorge Blanco, JoaquínBalaguer, Leonel Fernández, Hipólito Mejía y Danilo Medina entre los que entendían que mi ejercicio del Periodismo era útil para la sociedad dominicana.

Debo aclarar que todos tenían esa visión cuando estaban fuera del poder. Sin excepción parecen haber cambiado de opinión al llegar a la Presidencia.

Siendo presidentes, unos más que otros, llegaron a colocarme como “enemigo del Gobierno” por ejercer el mismo periodismo que consideraban útil a la sociedad cuando no ocupaban el cargo.

Para , lo peor es que esos presidentes no solo cambiaron su visión sobre la utilidad del ejercicio ético y honesto. Cada uno de ellos, una vez en el poder, se convirtió en vehículo para corromper al Periodismo.

Pero ese comportamiento no es exclusivo del poder político. En República Dominicana ha habido un concierto de intereses y voluntades para convertir el Periodismo en uno de los peores instrumentos al servicio de la perversidad y de la corrupción.

Líderes políticos, religiosos, empresariales y de cualquier otra naturaleza han participado en la prostitución de medios y de periodistas para conculcarle a la población el derecho legítimo de conocer la realidad.

El asunto ha llegado a un punto en que el periodismo ético no tiene cabida en la mayoría de los medios de comunicación dominicanos. Peor aún, vivimos un momento donde el ejercicio de ese Periodismo parece no servir para nada.

El poder corrupto y delincuente ha creado una camarilla perversa compuesta por lo peor del Periodismo y de la población dominicana con el objetivo de vender a los ladrones como honorables.

Esa banda delincuencial, que la población ha identificado como “bocinas”, se ha convertido en una nueva casta de millonarios, con grandes influencias y con un asiento privilegiado en el poder corrupto.

Supongo que en algún momento la historia se encargará de evidenciar cada nombre de los compradores y de los comprados. Sabremos a quienes se les ha pagado. Cuanto se les ha pagado. Quienes han pagado. Quienes ha hecho qué.

Mientras tanto, parecería que una buena parte de la población dominicana ha llegado a creer que la mentira vale igual que la verdad. Que la honestidad no  vale nada. Que una “bocina” vale algo.

Y peor aun, algunas veces llegamos a preguntarnos: somos los equivocados? La sociedad marcha al revés o somos nosotros?

Si marcho al revés, no me da la gana de cambiar de rumbo.

6 comentarios

Otras noticias

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *

6 Comentarios

  • Pablo Viera
    10 mayo 2020, 7:59 pm

    Un ejemplo a seguir lo felicito

    REPLY
    • Rosalia@Pablo Viera
      30 agosto 2020, 7:37 pm

      You en galeras Samaná en la playa hay un music on y son las 7:30 pm y la plolicia no responden el telefono

      REPLY
  • Jocelyn
    10 mayo 2020, 10:04 pm

    Usted ha sido constante desde su época de estudiante, ellos no conocen lo que es ser íntegro. Mi respeto para usted.

    REPLY
    • Eduardo @Jocelyn
      11 mayo 2020, 5:39 pm

      Parece ser que todos los políticos dominicanos y tradicionales, más aún traidores a la patria, decidieron que es mejor gobernar para lucrarse del poder y no servir al pueblo ni tampoco al país, es por eso que antes de ponerse la ñoña todos ellos y sus secuaces se aseguraron de que no deberían pasar de ser ricos a pobres, por tal motivo se pusieron de acuerdo con el gobierno saliente y planearon el borrón y cuenta nuevas y les agregaron lo que todos ya sabemos, el barrilito el cofrecito y las exoneraciones. Cómo dice el hermano Marino “algún día ellos tendrán que pagar los daños en que han incurrido. Ojalá que ese día llegue más temprano que tarde. Van mi felicitaciones y bendiciones a nuestro hermano del alma.

      REPLY
  • Alejandro
    12 mayo 2020, 6:38 pm

    Estimado Marino:

    Entiendo tu frustración porque la vivía todos los días. Comenzó a ser menor cuando entendí que el liderazgo político, como cualquier otro liderazgo social es más un efecto de la tribu de lo que la tribu es un efecto del liderazgo. Comprender eso, poder visualizarlo en cada escenario y dinámica social movió mi frustración desde lo que hace el poder político, el liderazgo, a LO QUE LO DETERMINA, que son las mentes y expectativas DEL PUEBLO.

    Entonces si queremos cambiar el liderazgo no hay atajos. Por lo menos no hay atajos éticos. Necesitamos educar, incidir en lo que determina lo aceptable
    En las mentes del pueblo.

    Por ejemplo personas que son sindicadas como la cara de pa corrupción como es el caso de Félix Bautista, ganan sus provincias con un 75% de los votos. ¿Y entonces? ¿El problema es Bautista? Claro que no. Nuestra lucha tiene que ser para cambiar las mentes de la gente que consideran eso NO SOLO ACEPTABLE, SINO REQUERIDO. Porque si tú o yo, llenos de dignidad y decencia y por ello con los bolsillos vacíos (por lo menos respecto de los bolsillos
    De los corruptos) vamos y nos postulamos en contra de los corruptos, ¿sabes quien va a ganar? ¿Entonces el problema son los políticos?

    Hemos estado tratando de resolver el problema equivocado, mi estimado. Antes te veía siempre, pero en realidad me parecía abrumador, y lo peor, casi con ningunas posibilidades de generar un cambio real. Fíjate cómo son las cosas y si es como yo te digo, que el segmento de población que expresa rechazo (genuino) ante la clase política es la más desconectada del resto de la
    Sociedad justamente por ser la de mejor (menos mala) educación.

    No hay atajos, hermano. Solo cambiaremos el accionar del liderazgo político cuando lo que hacen no sea aceptable para la mayoría. Para eso solo se requiere educación, para que puedan comprender cómo sus demandas de políticos ricos no pueden coexistir con políticos honestos.

    Te estás dando cuenta de mi hipótesis: los políticos son un efecto de la tribu, así que no podremos cambiar a los políticos hasta que no cambiemos a la gente a través de la educación. Lo demás es espuma, y poco chocolate, movimiento,
    No valor.

    Saludos.

    REPLY
  • antonio delacruz
    15 mayo 2020, 9:19 am

    Amigo Marino tu labor es comò un puñado de semillas esparcidas en un terreno combinado por porciones fértiles y infantiles que representan nuestro país, tu periodismo esta germinando y dando frutos, sigue hacia delante hermano.

    REPLY
WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com